Realidad Social

Nuestras Glorias: Gustavo Phillips

Gustavo Phillips Diló nace en el populoso sector del Batey Central, Barahona, el 28 de septiembre del 1952. Hijo de los señores, Emilio Phillips y Altagracia Dilón. El Batey representaba un movimiento económico extraordinario, pues allí funcionaba el Central Azucarero, “Ingenio Barahona”. Esta actividad industrial de la zona, originó muchos actividades y eventos, entre los que se destacan los deportivos.

Es con este ambiente que Gustavo crece y se desarrolla, razón por la cual desde muy pequeño participa en los juegos más populares de los niños: carreras, volibol, pelota, entre otros. Sus estudios primarios los realizó en la Escuela que llamaban “Rural”, hoy es Anaíma Tejeda. Allí cursó el 6to. Curso. Después va al Liceo Federico H. y Carvajal y se hace Bachiller en Ciencias Físicas y Naturales, en 1973. Cuando cumplió 9 años (1961), se inicia de manera formal en el béisbol de pequeñas ligas, bajo la Dirección de Rafael Padilla (Picho).

Su primer equipo fue “Colmado Julia” y allí se desarrolla como beisbolista de quilate. Jugaba como tercera base. En 1966, es entrenado para subirle al equipo juvenil, con apenas 14 años de edad. En ese momento, de Barahona estaban saliendo muchos talentos de calidad y competitividad en casi todos los deportes y Gustavo Phillips, era uno de ellos. Para 1968, participa como jugador regular del equipo Juvenil del Batey Central. En todos los torneos y campeonatos donde participó, dejó sentir su calidad con el bate. Sus “Metrallazos”, por todas las bandas, dejaban mal parados a los lanzadores contrarios; pero además sus atrapadas y los outs que lograba eran sencillamente espectaculares, haciendo casi hermético el cuadro o infield de su equipo.

En 1969, es subido al equipo amateur de Barahona, el cual estaba conformado por jugadores del Batey Central y del casco urbano. A partir de ese momento, participa en los campeonatos provinciales con las comunidades cercanas y en intercambios provinciales contra San Cristóbal, Neyba, San Juan, Baní, Azua, Ocoa y otros. En 1970, participa en su primer Torneo Regional, con los pueblos de la Región. Durante ese torneo se le alternaba, en Tercera Base, con el estelar del equipo amateur de Barahona, Julio Cesar Reyes (Chucha). El promedio de bateo de Gustavo en dicho torneo, fue un astronómico 323. Su participación fue de primera calidad, por lo que en 1971, pasa a ser refuerzo del equipo de San Juan de la Maguana. Ese mismo año se le entrenó para los Tigres del Licey, pero no fue seleccionado.

Luego es seleccionado para integrar el aguerrido equipo de la Fuerza Aérea Dominicana (FAD) y allí se destaca como uno de los mejores y más imponente jugador de béisbol de la provincia de Barahona. Su bateo oportuno en los 300 de promedio, sus atrapadas, doble play, su desplazamiento en la antesala, lances a segunda o primera, le hacen distinguir como una estrella y gloria del deporte regional y nacional. Se recuerda la ocasión que jugando contra Ocoa, Barahona ganando 3×2 en el noveno y Ocoa bateando con base llena y dos outs, el bateador dio un cepillo por tercera. Gustavo persiguió la bola, la agarra y se lanzó, a todo riesgo de cabeza y hace out, de forma espectacular. Se oyó la algarabía en todos los confines.

En otro juego, en San Cristóbal, Gustavo dio un jonrón de aproximadamente 425 pies, implantando un nuevo récord en el estadio Temístocles Mets, que había sido inaugurado recientemente. Para esa época, el Escucha Nino Escalera, puertorriqueño, vino al país y a Barahona buscando talento. Al ver a Gustavo jugar, de inmediato se maravilló y le encantó. Le dio la promesa de venir luego para firmarlo. Así lo hizo, pero encontró a su talento con una extracción molar, con hemorragia y muy adolorido. No pudo firmarlo, pero no se fue con las manos vacías, pues firmó a Máximo Walter.

Desde 1971, Gustavo fue Tercera Base regular del equipo amateur barahonero y jugó como refuerzo para otros equipos de la región. Siempre perteneció a la Selección de Béisbol Superior Regional. Con esta selección participó en los Juegos Nacionales en el 1981, aquí en Barahona. Después de esos juegos, se retira de la pelota. Luego se dedica a los desafíos y torneos de Softball, jugando tanto en el Batey Central como en Barahona.

Tiempo después sufrió una lesión en las rodillas, que le ha imposibilitado practicar y jugar Softball en los últimos años. Laboró por 37 años en el Ingenio Barahona, al final fue Encargado de Costos del Almacén y salió pensionado. Gustavo se casó con la señora Delly Gerónimo (Audi) y procrearon a sus amados hijos, Júnior, Yilda, Jonathan y Gian Carlos. Actualmente vive en el sector Juan Pablo Duarte de Villa Central.

  ¡¡GUSTAVO PHILLIPS ESTELAR DEPORTISTA Y HOMBRE DE BUEN VIVIR. HONOR!!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: