Realidad Social

Tyler Gilbert se convirtió en el cuarto pitcher con tirar no hitter en su primera apertura en Grandes Ligas

APPHOENIX

 Además de jugar al béisbol, Tyler Gilbert contemplaba la posibilidad de ser electricista. El sábado, les apagó la luz a los Padres, e iluminó su propia carrera con una hazaña pocas veces vista.

Gilbert se convirtió en el primer pitcher en 68 años que ha lanzado un juego sin hit en su apertura de debut dentro de las mayores, para que los Diamondbacks de Arizona arrollaran 7-0 a San Diego.

Fue el octavo juego sin hit registrado en esta temporada en las Grandes Ligas, lo cual igualó un récord.

Gilbert se unió a Bumpus Jones, quien logró el doble cero en su debut dentro de las mayores el 15 de octubre de 1892 con los Rojos de Cincinnati.

Los otros lanzadores que consiguieron esta proeza en su primera apertura fueron Bobo Holloman, el 6 de mayo de 1953 con los Browns de San Luis y Theodore Breitenstein, con el mismo equipo, el 4 de octubre de 1891.

Los ocho encuentros sin hit en la campaña igualaron la marca establecida en 1884, el primer año en que se permitió realizar pitcheos alzando la mano por encima del hombro.

Gilbert ponchó a Treng Grisham y a Ha-Seong Kim en el noveno capítulo, antes de que Tommy Pham pegara una línea de out al jardinero central dominicano Ketel Marte.

Jubilosos, los Diamondbacks arrojaron sus guantes al aire y corrieron hacia el montículo, para felicitar al héroe inesperado que pasó seis temporadas en las menores y fue seleccionado en el invierno.

“¡Una locura!”, exclamó Gilbert. “Probablemente no voy a digerir esto en otro día. Por ahora no sé qué ocurrió”.

El lanzador de 27 años hizo 102 pitcheos, incluidos 64 strikes. Rara vez rebasó las 90 mph con su recta, pero confundió a los Padres con curvas, y se apoyó en su defensiva, que sacó los outs con varias pelotas que los Padres batearon con potencia.

Pavin Smith atrapó una línea de Adam Frazier y se paró en la inicial para hacer la doble matanza, retirando a Tommy Pham en el cuarto acto. El propio Gilbert capturó un lineazo de Eric Hosmer para poner fin al quinto episodio.

El venezolano David Peralta saltó para capturar una bola ante el muro, tras un largo elevado de Austin Nola en el octavo capítulo.

Gilbert requirió sólo de tres pitcheos para resolver la octava entrada, lo que dejó lista la escena para el drama de la novena. Marte atrapó la línea para el último out, corriendo desde el jardín central.

“Traté de concentrarme lo más que pude”, dijo Gilbert. “Pero en ese último inning, escuchaba todo lo que decían”.

Entre quienes celebraron el primer juego sin hit conseguido por los Diamondbacks como locales en la historia figuró la familia de Gilbert, que estuvo también presente el 3 de agosto, cuando el pitcher debutó como relevista.

Gilbert no jugó en 2020, dado que la temporada de las ligas menores se canceló por la pandemia. Durante el verano, estuvo aprendiendo electricidad con su papá, a fin de ganar algo de dinero.

El juego sin hit ha aclarado sus preferencias.

“Prefiero jugar que colocar cables”, dijo Gilbert con una sonrisa. “Espero no ofenderte, papá”.

La hazaña fue absolutamente inesperada por parte de los Diamondbacks, el peor equipo de las Grandes Ligas en esta temporada. Es el tercer juego sin hit en la historia de la franquicia, y el primero desde que Edwin Jackson lo consiguió el 25 de junio de 2010.

Gilbert (1-1) recetó cinco ponches y entregó un par de boletos.

Los Cachorros de Chicago habían conseguido el más reciente juego sin hit, con una labor combinada, el 24 de junio.

En esta campaña, los otros encuentros de doble cero fueron conseguidos por Joe Musgrove de San Diego el 9 de abril, Carlos Rodón de los Medias Blancas de Chicago el 14, John Means de Baltimore el 5 de mayo, Wade Miley de Cincinnati el 7, Spencer Turnbull de Detroit el 18 y Corey Kluber de los Yanquis de Nueva York el 19.

Además, Madison Bumgarner de Arizona logró un juego sin hit de sólo siete innings, como parte de una doble cartelera, el 25 de abril. Las reglas de las mayores durante la pandemia no reconocieron esa actuación como un encuentro sin imparable.

Por los Padres, el dominicano Manny Machado de 3-0.

Por los Diamondbacks, el dominicano Marte. Los venezolanos Asdrúbal Cabrera de 1-0, Peralta de 4-2 con una anotada y una producida

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: