Realidad Social

Sustituyen jefes militares en Azua por proselitismo

El Ejército de la República Dominicana dispuso la sustitución de dos comandantes asignados a la Tercera Brigada y 13 Batallón en la provincia Azua, luego de divulgarse un audiovisual que mostraba la salida de vehículos con mensaje proselitistas del Partido Revolucionario Moderno (PRM) de campamentos militares.

Mediante los memorándums 452 y 453 de este domingo 14 de enero, se dispuso la sustitución del coronel Raúl Esteban Mora Hernández, comandante de la Tercera. Brigada de Infantería del Ejército y Gustavo Taveras García, teniente coronel y comandante del 13er. Batallón de Infantería.

Ambos sustituirán el coronel Francisco Dimas Ávalo Núñez y el también coronel Rodrigo Gómez Aracena, respectivamente.

Ambas disposiciones fueron firmadas y aprobadas por el mayor general del Ejército de la República Dominicana, Carlos Antonio Fernández Onofre.

La mañana de este domingo se divulgó un audiovisual que mostraba cómo salían de un recinto militan en Azua unos vehículos con mensajes proselitistas alusivos a candidaturas del PRM y a Luis Abinader.

Una fuente indicó a Listín Diario que esa situación ocurrió por un “descuido” puesto que existe un memorándum en el Ministerio de Defensa que prohíbe el ingreso de vehículos rotulados con mensajes políticos a campamentos militares.

Según el Artículo 252 de la Constitución de la República Dominicana, las Fuerzas Armadas tienen por misión “defender la independencia y soberanía de la Nación, la integridad de sus espacios geográficos, la Constitución y las instituciones de la República”

Asimismo, “podrán intervenir cuando lo disponga el Presidente de la República en programas destinados a promover el desarrollo social y económico del país, mitigar situaciones de desastres y calamidad pública, concurrir en auxilio de la Policía Nacional para mantener o restablecer el orden público en casos excepcionales”.

La Ley Suprema establece que los miembros de las Fuerzas Armadas son “esencialmente obedientes al poder civil, apartidistas y no tienen facultad, en ningún caso, para deliberar”.

Agrega que corresponde a las Fuerzas Armadas la custodia, supervisión y control de todas las armas, municiones y demás pertrechos militares, material y equipos de guerra que ingresen al país o que sean producidos por la industria nacional, con las restricciones establecidas en la ley.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: