Realidad Social

Miguel Andújar debutó de inmediato con los Piratas como designado

MLB.COM

PITTSBURGH

El dominicano Miguel Andújar estuvo este lunes en la alineación de los Piratas como tercer bate y en el puesto de designado. En sus dos primeros turnos se hab{ia ido en blanco. Andújar fue activado el domingo luego del partido y también el equipo activó a Jason Godoy. Para abrirle espacio al dominicano,

El jugador fue obtenido por Pittsburgh desde New York Yankees, equipo que desde ya le brindará una oportunidad de jugar con más frecuencia a nivel de Grandes Ligas.

El paso de Miguel Andújar por New York Yankees finalmente ha terminado, luego de que durante el fin de semana Pittsburgh Pirates decidiera incorporar al dominicano a su plantel para cerrar la temporada en un movimiento desde los waivers del equipo neoyorquino.

El conjunto no perdió tiempo y confirmó que ha activado al antesalista y jardinero dominicano para la jornada del lunes, colocándolo tercer en el orden de bateo para iniciar la serie en contra de Cincinnati Reds. Este movimiento fue uno que Andújar pidió por un tiempo dada la poca oportunidad de juego a nivel de Grandes Ligas que le estaban dando los Yankees desde hace unas temporadas, por lo que fuera de los reflectores de la “Gran Manzana” el deseo del dominicano se hará realidad.

Miguel Andújar ahora le tocará averiguar si el adagio que dice “la grama es más verde del otro lado” es cierto. Sin la presión mediática de jugar con los Yankees, junto a un equipo ya eliminado y quedándole dos años de arbitraje salarial de su contrato de novato, el dominicano está en una clara obligación de producir de forma consistente, lo cual no ha logrado desde su excelente temporada 2018, donde quedó segundo por el premio Novato del Año de la Liga Americana.

Andújar no ha podido jugar ni siquiera 50 partidos en un año en MLB desde esa campaña y en medio de un equipo que está conformando un núcleo joven para el futuro, su llegada puede ser una bendición, siempre y cuando pueda aprovechar la oportunidad.

Sin embargo, sus números en contra de los rivales que verá en lo que resta de temporada y durante el próximo año, no son alentadores (pero son una muestra sumamente pequeña). Contra rivales de la división central de la Liga Nacional, su nuevo hogar, ha disputado dos partidos (ambos contra Milwaukee Brewers) y tomado seis turnos al bate, tres de ellos culminando en ponches. Contra rivales de la división este del “Viejo Circuito” ha tomado 109 turnos en 32 encuentros, bateando para promedio de .202 con OPS de .584.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: