Realidad Social

  TRENDING
Next
Prev

Ejército Nacional controla despacho de combustible en Jimaní ante crisis en Haití

Miembros del Cuerpo Especializado de Control de Combustibles (Ceccom) y del Ejército Nacional supervisan el despacho de gasolina en la única estación establecida en el municipio fronterizo de Jimaní, donde se realiza un intercambio comercial con los haitianos.

Diario Libre fue testigo del momento en que la estación era abastecida la mañana del miércoles 27 de octubre y ya filas de motocicletas, camionetas, jeeps y camiones, sobre todo de Haití, estaban en la cola esperando su turno para echarle combustible al tanque de los vehículos.

“En Haití no hay gasolina y nosotros venir aquí”, comentó un ciudadano del vecino país, quien prefirió reservarse su nombre. El haitiano afirmó que el galón de gasolina se vende en su país entre 2,000 y 2,500 gourdes, la moneda oficial de Haití. Esto serían entre 1,123 y 1,404 pesos dominicanos, de acuerdo con los datos proporcionados por Morningstar for Currency en Google Finance.https://4ccd5a2a73e0398d26ded31a8c392956.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html

Este medio conoció que los haitianos que acuden a buscar gasolina a Jimaní son los mismos que realizan comercio en la zona y aprovechan la oportunidad para abastecerse. Los soldados ponían orden y les quitaban a los haitianos los contenedores de plástico que traían.


Precisamente, en la estación hubo un incidente porque un haitiano quería cargar con un garrafón lleno de gasolina, pero los militares se lo impidieron sin que hubiera más problemas. A los demandantes de gasolina, haitianos o dominicanos, solo se les permite llevar el derivado del petróleo en los tanques de su vehículo.

Esta situación se comenzó a incrementar desde el pasado lunes, al inicio de la huelga de tres días en Haití como protesta por la falta de combustibles, alimentos y la grave crisis de violencia y secuestros en ese país. La carencia de carburantes se debe a los bloqueos en las carreteras por parte de las gangas que impiden el acceso de los camiones.

El líder de la alianza de pandillas G9, Jimmy Cherizier, alias Barbacoa, demandó la dimisión del primer ministro, Ariel Henry, como condición para permitir la distribución de combustible en el país.

“En Haití todo está muy malo, no hay combustible y la única forma de tener es cruzando acá. Por desgracia, hay quien quiere hacer negocio del contrabando y nos acaba afectando a nosotros”, dijo René, un conductor de un camión de carga que asegura evita ir a la capital haitiana para no perder su vehículo.

Advertencia de no cruzar

Los inconvenientes en la estación molestan a los residentes locales porque no tienen acceso al combustible de manera normal. “El problema es que pagamos los dominicanos por los problemas de los haitianos. Normalmente no hay problemas entre nosotros, pero estas cosas causan que uno coja pique con ellos”, expresó Rolando Estrella, sentado con cara de molestia en su motor mientras esperaba el avance de la cola. Los camioneros dominicanos que transportan combustibles están advertidos por la Federación Nacional de Transporte Dominicano (Fenatrado) de no adentrarse en Haití a dejar la mercancía por la inseguridad. Ricardo de los Santos, presidente de Fenatrado, dijo recientemente que el transportista que lo hace es por su propia cuenta.

Diario Libre.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: