Realidad Social

Testigos del incendio en Nueva York: “Vi a personas que saltaron por la ventana”

Cuando sonó la alarma de incendios en el edificio siniestrado el domingo en el barrio de El Bronx, en Nueva York, los vecinos continuaron con sus vidas. Mohamed Whege se dio media vuelta en la cama e intentó retomar el sueño. Eran las 11 de la mañana cuando los gritos de su hijo lo alertaron de verdad: “¡Fuego, fuego!”. Las llamas venían de un apartamento en su misma planta, la tercera . La familia de cuatro salió corriendo a tocar las puertas de sus vecinos para advertirles de que realmente había un incendio. “La alarma siempre está encendida. Día y noche. Por eso, cuando sonó todos pensamos que no era nada”, explica este lunes Whege, a los pies del edificio, que tiene a su hija de ocho años hospitalizada por las quemaduras.

El incendio dejó al menos 17 fallecidos, entre ellos ocho menores de 16 años. Las autoridades habían informado inicialmente de que habían muerto 19 personas y nueve menores, pero el alcalde Eric Adams corrigió la cifra este lunes por la tarde en una rueda de prensa. El fuego ha sido el más mortífero en la ciudad de Nueva York desde 1990, cuando un incendio en el club social Happy Land, también en El Bronx, dejó 87 fallecidos. Las autoridades temen que las cifras de muertos aumenten, ya que entre las decenas de heridos, 13 continúan en estado crítico “luchando por sus vidas”.

Los vecinos del barrio amanecieron este lunes traumatizados, incrédulos. “Todavía miro hacia el edificio y veo el caos”, cuenta Rafael Cabrera, de 64 años, cubierto con ropa de abrigo hasta los dientes en una gélida mañana neoyorquina. “Fue horrible… El fuego, los bomberos sacando los cadáveres por las ventanas, camillas por todos lados”, describe el puertorriqueño, residente en el barrio desde hace dos décadas.

Mohamed Kamara, afrodescendiente de 46 años, tiene varios amigos y familiares en el bloque. El hijo de su primo, de 16 años, fue una de las víctimas mortales. Murió por inhalación de humo. Kamara vive en el edificio aledaño, de seis plantas. Salió por la mañana y olió el humo, pero los bomberos aún no habían llegado. “Vi a personas que saltaron por la ventana y murieron por eso. Los vidrios rompiéndose. Nunca había visto algo así, nunca”, afirma fuera de su casa.

Víctor Castillo, dueño de una tienda de conveniencia ubicada frente al edificio, salió a ver lo que estaba ocurriendo, alertado por los ruidos. Entre las sirenas de las ambulancias y las bocinas de los bomberos, escuchó cómo le llamaban: “¡Guayo!”. Eran sus clientes que le gritaban desde las ventanas de sus casas, atrapados. “La gente lloraba pidiendo auxilio y yo no podía hacer nada”, cuenta al otro lado del mostrador de su comercio. “Yo me siento afligido. Porque aunque todavía no se sabe quiénes son los muertos, suponemos que los conocemos a todos, especialmente a los niños, que suelen visitar el negocio a menudo”, añade Alison Ortiz, empleado del pequeño comercio.

El mal funcionamiento de una estufa eléctrica provocó el fuego en una habitación de un dúplex situado en las plantas segunda y tercera del bloque, ubicado en la calle 181. Las llamas se contuvieron principalmente en el apartamento, pero el denso humo negro se esparció como un rumor por los 19 pisos del bloque, demasiado alto como para poseer las icónicas escaleras exteriores de incendios neoyorquinas. Las escaleras internas, la única vía de escape, eran como una boca de lobo, según los testimonios de los vecinos que lograron escapar. El jefe del cuerpo de Bomberos, Daniel Nigro, apuntó que las víctimas habían sufrido lesiones muy graves por inhalación de humo. Los equipos de rescate, que continuaban trabajando este lunes, encontraron víctimas en cada planta.Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.SUSCRÍBETE

La rapidez con la que se propagó el humo se debió a que la puerta de la casa siniestrada no se cerró cuando huyó la familia. Adams ha revelado este lunes que el edificio, de 120 viviendas, tiene puertas de cierre automático. “Puede haber habido un problema de mantenimiento con esa puerta. Eso es parte de la investigación en curso”, ha afirmado el nuevo alcalde demócrata en el programa Good Morning America.

Donaciones

Este lunes, algunos de los vidrios rotos de las ventanas que explotaron o que los bomberos rompieron para que saliera el humo continuaban esparcidos por la calle. Mientras los equipos de rescate y limpiadores trabajaban en la zona, los residentes se acercaban al edificio para recoger documentos o medicamentos que dejaron en sus hogares a los que no saben cuándo regresarán, si es que pueden hacerlo algún día. Decenas de personas llegaron cargadas con bolsas llenas de ropa, colchas y latas de conservas para donar a los afectados. “Espero que la ciudad o el Estado ayude a estas familias. Somos una comunidad que se ha visto muy afectada por la pandemia y ya estábamos atravesando un momento difícil”, afirma Kamara.

El presidente Joe Biden, que ofreció la colaboración de la Casa Blanca al alcalde Adams y a la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, envió un mensaje de apoyo a las víctimas el domingo: “No les olvidaremos. No les abandonaremos”. La Cruz Roja estadounidense ha ayudado en la tarea de reubicar a los residentes desplazados y la alcaldía ha comenzado una recaudación de fondos a través de su sitio web para apoyar a las víctimas.

El edificio, de 1972, forma parte de un complejo llamado Twin Parks Northwest creado como un proyecto de viviendas asequibles. Se ubica a unos minutos de una mezquita, por lo que muchos vecinos del inmueble son musulmanes. El alcalde Adams ha descrito esta mañana el incendio como una “tragedia global” porque El Bronx representa “la diversidad étnica del mundo”. Este distrito de Nueva York es uno de los más densamente poblados (1,4 millones). El 35% de la población es negra, el 29% blanca, el 3% asiática y más del 54% es de origen hispano o latino. Muchas de las víctimas del incendio son inmigrantes africanos, junto a algunos latinos. Según las autoridades, un número significativo proviene de Gambia.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: