Realidad Social

Cumbre climática cierra la primera semana con avances, pero sin despedirse de combustibles fósiles

Los negociadores en una importante conferencia climática de Naciones Unidas se preparaban el miércoles para concluir su primera semana de trabajo con avances moderados en algunos temas, y poco tiempo para ganar más terreno antes de que llegaran los ministros de gobiernos para una última semana de charlas que trazará la senda del planeta ante una crisis.

La conversación se ha centrado en el llamado balance mundial, un documento que determina dónde se encuentran los países de cara a sus objetivos climáticos de limitar el calentamiento a 1.5 grados Celsius (2.7 grados Fahrenheit) en comparación con la era preindustrial y cómo alcanzarlos.

Los negociadores presentaron el martes un nuevo borrador del que se espera sea el principal documento de la cumbre, llamado balance mundial, pero había tantas posibilidades en sus 24 páginas que no daba muchas pistas sobre qué se acordará cuando termine la sesión la semana que viene.

Fracasar en el balance mundial haría “significativamente más difícil salir de esta COP diciendo que podemos lograr el límite de 1.5 grados“, indicó Cedric Schuster, presidente de la Asociación de Pequeños Estados Insulares. Los grandes emisores y los países desarrollados deben tomar la iniciativa e incrementar los esfuerzos por abandonar los combustibles fósiles, afirmó.

En una conferencia de prensa el miércoles, la enviada climática de Alemania, Jennifer Morgan, dijo que quería ver una redacción clara sobre a dónde debe dirigirse la transición energética y un abandono gradual justo de los combustibles fósiles.

“Las negociaciones, como suele ocurrir, ofrecen una imagen dispar ahora mismo. Vemos grandes diferencias entre países individuales en algunos temas”, señaló, “pero hay una voluntad de hacer progresos“.

Las sesiones del miércoles se centrarían en el transporte, el segundo sector con más emisiones de dióxido de carbono que calientan el planeta, con mesas redondas sobre construir redes de carga para vehículos eléctricos y cómo reducir las emisiones del transporte urbano de mercancías.

Pese al rápido incremento de los vehículos eléctricos en algunos países, el petróleo sigue siendo casi el 91% de la energía utilizada en el sector transportes, según la Agencia Internacional de la Energía. Se trata de un sector con industrias difíciles de transformar, como la aviación y el transporte marítimo, donde reducir las emisiones requerirá incrementar mucho el desarrollo de combustible sostenible para aviación y de combustibles alternativos como el hidrógeno para los barcos.

La conferencia climática se apuntó algunas victorias limitadas en su primera semana, cuando los países completaron la creación de un fondo de “pérdidas y daños” para compensar a los países afectados por desastres climáticos. Cincuenta petroleras prometieron alcanzar la neutralidad de emisiones para 2030, un compromiso de la industria para reducir los gases de efecto invernadero pero “por debajo de lo necesario”, según el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres.

Sin embargo, los ambientalistas se centraban en conseguir compromisos de que el mundo abandonará el consumo de carbónpetróleo y gas natural. Los negociadores climáticos trataban de determinar cómo gestionar exactamente los combustibles fósiles que están sobrecalentando el planeta.

El científico climático Bill Hare, director general de Climate Analytics, dijo que el tema central de la reunión “es alcanzar una conclusión sobre el abandono gradual de los combustibles fósiles. Y a menos que hagamos eso, dudo que vayamos a ver una mejora en la temperatura“.

Las opciones en el borrador del balance iban desde una más moderada “reducción gradual de la energía de carbón no mitigada” a un simple pero dramático “abandono ordenado y justo de los combustibles fósiles“.

Los científicos que siguen de cerca las medidas climáticas dijeron que era crucial vigilar la redacción para buscar lagunas.

“Debemos abandonar los combustibles fósiles por completo sin una puerta trasera”, dijo Niklas Hohne, del New Climate Institute. “En esta conferencia se están proponiendo muchas puertas traseras en las mesas de negociaciones (…) principalmente para prolongar la vida de los combustibles fósiles, y una de ellas es hablar de combustibles fósiles ´no mitigados´”.

Incluir el término “no mitigado” implica permitir la quema de combustibles fósiles si sus emisiones pueden capturarse y almacenarse, una tecnología muy comentada pero que en realidad no ha demostrado funcionar bien, según han señalado Hohne y otros científicos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: