Malecón y cruce peatonal en Unicaribe‏

El malecón es uno de los principales atractivos turísticos de Santo Domingo, de vital importancia vial y urbanística para la ciudad. Está constituido por el tramo George Washington, que comprende desde la calle Palo Hincado hasta la avenida Abraham Lincoln, y otro tramo llamado Autopista 30 de Mayo, que comprende desde la Lincoln hasta la avenida Gregorio Luperón. En realidad hay continuidad vial y paisajística entre ambos tramos; la denominación de autopista a uno de ellos data de antaño, cuando la ciudad era pequeña y ese tramo estaba prácticamente despoblado.

Además, al no existir en esos tiempos la autopista 6 de Noviembre, era junto a la avenida Independencia, las rutas obligadas para ir al Sur del país. Hoy, esto ha cambiado radicalmente y ya el tramo denominado autopista 30 de Mayo está completamente urbanizado, por lo que sería más apropiado llamarle Malecón, Paseo o Avenida.

Uno de los puntos más peligrosos de dicha vía está frente a la Universidad del Caribe (Unicaribe), donde han ocurrido numerosos accidentes lamentables. Ahí se ha iniciado la construcción de un puente o paso peatonal elevado, debido a la gran cantidad de estudiantes, profesores y empleados que durante todo el día cruzan de un lado a otro. Debemos subrayar que esta vía requiere ya la colocación de semáforos en todas las intersecciones, señalización vertical y reductores, para controlar la alta velocidad a la que circulan los vehículos, lo cual es inadmisible dado su carácter residencial en la actualidad, así como de espacio de recreación y ejercitación física para miles de personas diariamente.

Hemos visto en la prensa que el Ayuntamiento del Distrito Nacional se opone a su construcción porque, se alega, no se adapta al entorno visual. Ese criterio es discutible; además el problema del peligro y los accidentes en ese punto tiene muchos años latente y debe resolverse, por tanto no es razonable el tan sólo oponerse al puente, sino que deben plantear otras soluciones; pero hasta el momento no se ha visto en la prensa otra propuesta. Pero las objeciones del cabildo son discutibles.

De cualquier modo, ahí hay un problema humano que debe resolverse; proponemos que una alternativa factible sería construir un paso peatonal subterráneo que atraviese la calle frente a la universidad, así como la colocación de barreras en la isleta de ese tramo, para obligar a los peatones a usar dicho túnel, el cual tendría dos accesos en cada extremo (escalera y rampa por ambos lados).

Esta solución no conlleva complicaciones de diseño, costo o construcción, y resolvería el problema. Además, cumpliría con el criterio del cabildo.

Por: Sucre A. Muñoz Novas  /  Nativo de Barahona
Jehová Shalom, Cristo es vida abundante.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.