Los obispos dicen mucha verdad

SANTO DOMINGO. Los obispos dominicanos consideraron ayer que el acompañamiento insuficiente y la falta de evangelización sólida de la Iglesia Católica ha contribuido al debilitamiento de la institución familiar, atacada también por la violencia y la inseguridad social.

«El acompañamiento insuficiente por parte de la Iglesia y la falta de evangelización sólida, son factores que han contribuido al debilitamiento o resquebrajamiento de la institución matrimonial y familiar y, por tanto, a la descomposición social», subraya la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED), en su Carta Pastoral «Familia cristiana: vive y proclama tu fe», divulgada con motivo de la solemnidad de Nuestra Señora de la Altagracia.

Los líderes de la Iglesia Católica Dominicana señalaron como los principales enemigos de la familia la promoción de prácticas que le son contrarias, como «el aborto, los anticonceptivos y las uniones del mismo sexo», a lo que se agrega la violencia intrafamiliar, la falta de fuentes de trabajo que agrava el costo de vida, y «genera tensiones por la falta de comida, medicinas, vestido, vivienda digna, educación y descanso».

Sostienen que el sufrimiento producido por la violencia, suicidios, delincuencia, injusticia social, desenfreno sexual y corrupción está deteriorando la base de muchas familias, ante lo que aconsejaron que «en la medida en que se fortalezcan más los valores humanos y cristianos en los hogares, gozaremos de más paz social».

Entradas relacionadas

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.