La edad golpeada por el virus

 4 Vistas

Cuando el popular David Ortiz decidió retirarse, su principal argumento fue que a mayor edad, más fuerte se debe trabajar para estar en forma.
Esa suerte deberán correr un grupo de estelares jugadores dominicanos que ya golpean los 40 años y que ahora se ven afectados por la suspensión debido al coronavirus.
Albert Pujols: Tiene 40 años y va al penúltimo año de su contrato de 240 millones con Anaheim. Además de batallar por estar en forma, Pujols ha luchado duro con las lesiones.
En los últimos dos años se ha perdido más de 30 juegos de la serie regular.
Su gran meta de fin de carrera será arribar a los 700 jonrones, ahora mismo tiene 656.
Nelson Cruz: Tiene 39 años de edad, y aunque bateó bien en el 2019, solo tiene contrato para el 2020, lo que indica que debe rendir para garantizar seguir un poco más.
De por vida tiene 401 jonrones y 1,119 remolcadas.
Edwin Enarnación: Tiene 37 años de edad y está firmado hasta el 2021.
Las lesiones lo están molestando y eso evitó que terminara por lo alto con los Yanquis.
Con 414 jonrones, Edwin piensa en los 500, pero necesitará salud.
Bartolo Colón:
Aunque no está en Grandes Ligas, Colón firmó para jugar en México y para mala fortuna la Liga también se suspendió por el coronavirus.
Con 247 victorias, Colón es el líder entre los Latinos y piensa que todavía puede regresar.
Robinson Canó: Tiene 37 años de edad y ha tenido descenso ofensivo y problemas de lesiones.
En el 2018 solo pudo jugar 88 partidos y en el 2019 solo 107, con lo que no pudo rendir al nivel de su contrato de 228 millones de dólares.
En medio de los actuales entrenamientos de los Mets, Canó estuvo con problemas de salud. Eso crea dudas del tipo de campaña que pueda tener en el 2020.
Ha sido un tremendo intermedista, pero los años pasan, y necesitará salud y rendir para seguir en la élite del juego. ¡Todos son grandes competidores!.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.