LONDRES.- El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) predijo que el número de personas con coronavirus en todo el mundo llegará a 20 millones esta semana, incluyendo cerca de 750,000 decesos.

En una sesión informativa, ayer, Tedros Adhanom Ghebreyesus reconoció que “detrás de estas estadísticas hay una enorme carga de dolor y sufrimiento”, pero agregó que aún “señales de esperanza” sin importar la etapa del brote en que un país o región se encuentre.

Si bien el funcionario no brindó nuevas estrategias para combatir el virus, reiteró que los “líderes deben redoblar las medidas y la población necesita adoptar nuevas disposiciones”, y puso a Nueva Zelanda como ejemplo para el mundo.

El país recientemente llegó a 100 días sin casos locales de COVID-19. Tedros agregó que las medidas recientemente adoptadas en lugares como Gran Bretaña y Francia, que han impuesto cierres orientados y estrategia de uso de mascarillas en la última semana, son un buen ejemplo de las estrategias específicas necesarias para frenar el rebrote del virus.

Virus fuera de control

Por su parte, el director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS dijo que el Covid-19 no parece seguir el patrón estacional que algunos virus muestran, lo que dificulta su control.

A diferencia de otras enfermedades respiratorias como la influenza que se propagan principalmente en invierno, la pandemia del coronavirus toma fuerza en verano.
Eso pese a las predicciones anteriores de científicos y políticos de que se degradaría bajo el calor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.