En estos días y después del accidentado proceso electoral dominicano, como colofón aparece la “preocupación”, por parte de autoridades del gobierno y de congresistas, de que la delincuencia es un mal que está afectando en forma grave y permanente a la sociedad y pueblo dominicanos. ¡Es bueno saber que ya no es una percepción!rfael maos

La “preocupación” de los sectores indicados más arriba, los ha llevado a lo que llaman “la búsqueda de solución a la problemática”. Y ¡EUREKA!, se han inventado crear una ley que desarme a los civiles que portan armas legales, pues según sus argumentos, el porte de armas legales es la principal causa de las muertes y heridas en actos delictivos (asaltos, atracos, control por puntos de drogas, etc.).

Me imagino los apretones de manos, abrazos y las celebraciones que se han estado dando  “los delincuentes”, pues ahora se les da toda la razón para no tener armas legales, sino ilegales, como ha sido siempre su costumbre; pues con la nueva ley, a ellos no se les va a tocar ni con el pétalo de una rosa. Dirán orgullosos ¡Viva el desarme a los civiles que no son delincuentes!

Como yo soy un poco tonto y sufro del síndrome de la idiotez, me pregunto ¿Y qué pasará con los policías y militares que según la Fiscal del Distrito Nacional, participan en el 90% de los actos delictivos con armas legales, en robos, atracos e incluso en asesinatos y son parte de la estadística de la delincuencia que afecta a la sociedad?

En nuestro país, hay muchas personas que cuando se habla de esas cosas toman  como referente, algunos casos ocurridos en Estados Unidos, como por ejemplo la reciente matanza de Orlando. Con ellos, justifican y aprueban la “ley del desarme”. Pero estas personas pasan por alto la descontextualización que hacen de las realidades y situaciones. Asumen que el hecho de portar armas en EE.UU. es la causa de los asesinatos…y así las cosas, lo que hay que hacer es desarmar.

Contextualicemos un poco. Según Jaime Hernández del Universal, Keith Allison, un congresista demócrata, la organización Think Progress, la analista Allison Jennifer Vey del Brookings Institution, el periódico The Sun  y muchos otros más, señalan que “un ambiente de miseria, frustración y desesperanza de la comunidad negra y pobre de EU, han sido el caldo de cultivo de las violencias callejeras. La infancia de jóvenes discurre en un gueto, bajo las peores circunstancias: pobreza, desempleo, deserción escolar, embarazos juveniles, la drogadicción y la violencia. Como sentencia señalan que: hemos estado operando, desde hace bastante tiempo, bajo un modelo económico que claramente no está trabajando para un gran número de personas en este país”.

“Lo que hizo la guerra (falso argumento) contra las drogas en EE.UU. fue facilitar una función de control social. Es decir, se buscó simplemente mantener a los pobres boca abajo con el pretexto de las zonas libres de droga. Esta estrategia sirvió de excusa a todo el mundo para operar al margen de la ley y el derecho”.

¿Qué se busca aquí con el desarme de los ciudadanos que portan armas legales?

Ya estamos viendo, como a diario se opera al margen de las leyes y del derecho, lo hacen ministerios, legisladores, funcionarios, jueces, direcciones, alcaldías, personas adineradas, militares, policías. Si este es nuestro contexto, ¿estamos esperando que los pobres, ciudadanos comunes y delincuentes cumplan y respeten las leyes?

Otro ejemplo halado por los cabellos. Islandia es el país del mundo con menor índice de criminalidad. Allí, el 28.13% de la población porta armas de fuego (casi de cada 3 personas, una tiene un arma de fuego) y los policías andan desarmados. Islandia tiene el ranking mundial de ser el décimo quinto país del mundo en poseer armas de fuego per cápita. Pero en Islandia, el Parlamento prepara leyes para la lucha contra el crimen organizado, contra el narcotráfico y la justicia allí cumple de manera cabal su función de ser una aliada de la sociedad y del orden y el derecho.

Por ejemplo, veamos estas cifras de la ONU: en 2009, la criminalidad en varios países fue como sigue: Brasil 43,909 homicidios, Estados Unidos 15,241 homicidios, Reino Unido 724 homicidios, Dinamarca 47 homicidios e Islandia 1 homicidio.

¿Razones? En ese país, en primer lugar, casi no hay diferencia entre la clase alta, la media y la baja. Con eso, la tensión económica entre clases es inexistente,  la igualdad es la principal causa detrás de la casi ausencia de crimen.

“Aquí en Islandia, los hijos de los magnates van al mismo colegio o escuela que el resto de los niños” al señalar que el sistema de servicios públicos y educación promueve la igualdad. Lo mismo ocurre con los servicios de salud y los demás servicios públicos. No se sustrae el dinero del pueblo para riqueza ilegal ni mal habida ni se arropa todo con el manto de la impunidad.

¡¡Bueno!! Me parece que el Gobierno Dominicano, el Estado todo y en especial los congresistas tienen una buena tarea por delante para disminuir y hasta eliminar la delincuencia y el crimen organizado en nuestro paisito que algunos llaman paisaje; tienen un magnífico ejemplo en Islandia, jejejeje.

 

Hasta pronto.

 

Rafael Matos Féliz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.